Volver

El corcho es una espuma rígida natural que se obtiene de la corteza del alcornoque y se caracteriza por su gran ligereza y su agradable tacto. Este material robusto y resistente al fuego presenta variaciones de color y textura, por lo que cada mueble y accesorio hecho con corcho es una pieza única y singular.

El ciclo de vida del corcho como materia prima comienza con la extracción de la corteza del alcornoque. La «saca» se realiza en la fase más activa del crecimiento del corcho, desde mediados de mayo o principios de junio hasta mediados o finales de agosto.

El tronco de un alcornoque tarda 25 años en empezar a producir corcho y ser rentable; a partir de entonces, se puede hacer una nueva extracción cada nueve o doce años. El tronco debe alcanzar primero una circunferencia de unos 70 cm medida a la altura del pecho, aproximadamente a 1,3 metros del suelo. A partir de entonces, se puede extraer corcho del árbol durante un periodo medio de 150 años.

Vitra obtiene la materia prima reciclada con la que se fabrican la Cork Family y los Cork Bowls de proveedores portugueses para garantizar la máxima calidad. Solo se utilizan los trozos más grandes y de grano más grueso; esto es un indicador de calidad y, además, da a los productos un tacto especial y un patrón único y lleno de vida.


Durabilidad y mantenimiento

Debido a la alta calidad de la materia prima, el corcho natural es resistente al agua y a las manchas. Como todos los productos de Vitra, los muebles de corcho durarán muchos años bajo el desgaste normal. El corcho puede ser limpiado frotando suavemente la superficie con sólo un paño húmedo y si es necesario con un detergente muy suave.

Home Stories
Vitra Home Collection