Volver

Emmanuel de Bayser: retrato de un coleccionista de Prouvé

Emmanuel de Bayser es un entusiasta del diseño que vive y trabaja entre París y Berlín.

«Tenía 20 años cuando empecé a coleccionar diseño. Al principio me centré en americanos como Charles y Ray Eames, así como en piezas históricas de posguerra o contemporáneas, y más tarde también en Jean Prouvé. Me gustaba el optimismo, los colores, la novedad del diseño de posguerra. Había una sensación de impulso ascendente, y la gente tenía una perspectiva positiva hacia el futuro. Esto se puede reconocer en los diseños. El eclecticismo (esa combinación de piezas antiguas y nuevas, de objetos que parecen incompatibles) es lo más complicado.

«Me gusta mucho su enfoque arquitectónico. Creo que eso es lo más interesante de Prouvé. Es la estructura metálica, que realmente te hace pensar en un edificio».
Emmanuel de Bayser

Me gusta recurrir a los acentos de color; combinar tres o cuatro colores que vayan bien juntos. El enfoque arquitectónico de Prouvé me atrae; la forma en que combina materiales como la madera y el metal para crear contrastes. Muchas de sus piezas de mobiliario tienen una cualidad constructivista; por ejemplo, cuando tienen un marco de metal. Me gusta la madera, especialmente en combinación con otros materiales como la cerámica. Me encantan los contrastes.

Cuando llego a casa por la noche, necesito paz y tranquilidad. Los objetos hermosos tienen algo meditativo. Vivimos en una sociedad globalizada y, cuando no hay un coronavirus rondando, la gente está en constante movimiento y siempre interactuando entre sí. De modo que cada vez será más importante hacer de nuestro hogar un refugio, un mundo interior donde sentirse seguro y protegido».