Volver

El original es de Vitra

Cuando un objeto de Vitra entra en una vivienda, oficina o espacio público, trae consigo una larga historia. La historia de un diseñador que, en colaboración con Vitra, comienza un proceso de desarrollo que puede parecer interminable, cargado de ensayos y errores. La historia de un proceso de fabricación en el que los detalles marcan la calidad de la nueva pieza. Y usted continúa con el relato enriqueciéndolo con lo que sucede en su propio espacio.

Nuestra historia comienza en 1953 cuando Willi Fehlbaum, el fundador de Vitra, descubre las sillas diseñadas por Charles y Ray Eames en un viaje a los EE. UU. y decide convertirse en un fabricante de muebles. Poco después conoció a la pareja de diseñadores en persona y entabló una amistad duradera que ha dado forma a nuestra empresa desde entonces. A lo largo de las últimas décadas, hemos trabajado estrechamente con algunos de los diseñadores más importantes del mundo y con sus descendientes. Estas colaboraciones han dado lugar a la producción de muchos clásicos: muebles de otra época que siguen siendo tan actuales y vitales como siempre y que continúan conmoviéndonos e inspirándonos. Como fabricantes de muebles, mantenemos una estrecha relación con nuestros diseñadores —a los que llamamos autores— y el resultado de estas colaboraciones es siempre un original. Junto con Vitra, nuestros diseñadores dedican su tiempo, experiencia y maestría al desarrollo y lanzamiento de nuevos productos.

«El efecto "como-debe-ser". Cuando un objeto está bien diseñado, ni siquiera pensamos que haya sido diseñado».
Charles Eames

Siguiendo la tradición y el espíritu de Charles y Ray Eames, la sostenibilidad del diseño es fundamental en todas las actividades de Vitra. La empresa familiar cree en el poder de los diseños que renuncian a las tendencias estilísticas y eliminan los detalles superfluos. La durabilidad de los productos de Vitra es el fruto de la combinación de su diseño, función y calidad. Los productos de Vitra se diseñan y desarrollan en Suiza. Se fabrican en Alemania y otros países europeos con componentes de origen comunitario, utilizando materiales cuya calidad y durabilidad se comprueban estrictamente.

Invierta en un original, porque un original siempre conservará su valor. Una imitación nunca será más que una mera copia, una idea robada. Observe las diferencias, no solo la calidad y las variaciones más evidentes, sino también el atractivo sensorial y emocional del producto auténtico. Un original es un compañero para toda la vida y bien pudiera sobrevivirle y pasar a la siguiente generación, que lo recibirá agradecida. La alta calidad de los clásicos permite a Vitra ofrecer una garantía de 10 años en todos los modelos de sillas incluidos en la selección original.

Los Originales de Vitra y sus historias


#VitraOriginal

¿Cuándo entró en contacto por primera vez con un #VitraOriginal y cuál es su diseño favorito de #VitraOriginal?