La sostenibilidad no es un proyecto, sino una actitud corporativa que se manifiesta en todos los aspectos del trabajo de Vitra. Esto se hace patente en la composición de la plantilla (43 nacionalidades, un 41 % de mujeres en puestos directivos) y en el apoyo a los empleados (por ejemplo, con guarderías). Se ve en cómo Vitra diseña su campus y lo hace accesible al público (por ejemplo, el Oudolf Garten). Se manifiesta en la forma en que Vitra desarrolla y fabrica sus productos, en el origen de sus materias primas y en la organización de su cadena de suministro. Se refleja en la forma en que Vitra gestiona los edificios del campus (con energía hidroeléctrica) y en su filosofía de considerar los recientes descubrimientos sobre el impacto de la actividad empresarial como nuevas oportunidades de desarrollo.

La sede central de Vitra se encuentra en Birsfelden (Suiza) y cuenta con centros de producción en Weil am Rhein (Alemania) y Szombathely (Hungría), además de una fábrica en Sugito (Japón) para el mercado asiático.

Vitra se ha marcado tres objetivos para los próximos años:

  • En 2030 Vitra será una empresa con un balance neto positivo según todos los indicadores de su huella ecológica.

  • En 2030 Vitra hará un seguimiento de cada uno de sus productos durante toda su vida útil para garantizar que duren el mayor tiempo posible y facilitar su reciclaje y eliminación.

  • En 2030 los clientes podrán tomar sus decisiones de compra teniendo información detallada sobre dónde, cómo y con la colaboración de qué socios se ha fabricado un producto.

Entender la sostenibilidad

La estrecha y larga colaboración con Charles y Ray Eames ha sido muy importante para configurar lo que hoy es Vitra. Continuando con la línea de pensamiento de esta pareja de diseñadores, Vitra pone especial énfasis en la durabilidad y resistencia de los productos como parte de su contribución al desarrollo sostenible, y evita las modas pasajeras. Un claro ejemplo de ello son los diseños clásicos del catálogo de Vitra, cuya sólida funcionalidad y estética atemporal los mantienen actuales y en uso durante décadas. Conservan su valor en el mercado secundario, cambian de propietario y hasta pueden llegar a convertirse en piezas de colección.

Los muebles que cumplen las más estrictas normas funcionales y estéticas aportan un valor añadido y enriquecen los ambientes en los que vivimos y trabajamos. Como elementos integrantes de sus procesos generales de desarrollo, producción y venta, Vitra aspira a reducir al mínimo su huella ecológica, a prever soluciones para el momento en que los productos lleguen al final de su vida útil y a promover condiciones de trabajo saludables y sostenibles, no solo dentro de la empresa, sino también entre sus socios y proveedores. Las relaciones de Vitra con sus empleados, socios, arquitectos, proveedores y clientes son de la máxima importancia y deben ser duraderas y beneficiosas para todas las partes.

Productos que perduran

Para desarrollar productos que duren el mayor tiempo posible huimos de las modas pasajeras y dejamos de lado los detalles no esenciales. Una estética que perdure no puede conseguirse sin un diseño de calidad, métodos de fabricación excepcionales ni materiales de primera calidad. Esto se refleja en la garantía de diez o treinta años que tienen algunos de nuestros diseños, en lugar de los dos años habituales.

«La mayor contribución de Vitra a la sostenibilidad es la creación de productos que prescinden de elementos no esenciales y duran mucho tiempo. Nuestras raíces en el diseño moderno no nos permitirían hacer otra cosa».
Nora Fehlbaum, directora ejecutiva de Vitra

Pensar en el ciclo de vida completo

Siempre es una pena que un producto llegue al final de su vida útil. Para que los productos de Vitra sigan en uso durante el mayor tiempo posible, se han diseñado de forma que sea fácil reutilizarlos. Las reparaciones, los programas de recuperación y las garantías ampliadas ayudan a conservarlos. Además, en los Vitra Circle Stores se recompran, restauran y recuperan los productos de Vitra usados.

Materiales

Como resultado de nuestra política de compras y del cumplimiento de los programas de certificación oficial, Vitra garantiza que los materiales adquiridos cumplen las exigencias que ella misma se impone en materia de derechos humanos y normativa medioambiental. La empresa analiza continuamente sus productos y materiales y somete sus métodos a la evaluación de organismos externos independientes. El 46 % de los proveedores de Vitra son de Alemania y el 97 % europeos. Como empresa de ámbito internacional, Vitra distribuye sus productos a clientes de todo el mundo utilizando los recursos de la manera más eficiente posible.

«Siempre buscamos soluciones óptimas e intentamos mejorar nuestros productos, no solo desde un punto de vista estético sino también en relación con los materiales. Cuando descubrimos un material nuevo y más sostenible que cumple nuestros criterios de calidad y supera nuestras rigurosas pruebas, lo utilizamos para crear productos adecuados para ese material.»
Nora Fehlbaum, directora ejecutiva de Vitra

Actividades culturales

Vitra patrocina infinidad de actividades culturales que van más allá de su actividad comercial. Una parte importante de los ingresos se invierten en la preservación del patrimonio cultural del diseño y la arquitectura. Vitra financia a varias instituciones de todo el mundo. Entre los beneficiarios habituales se encuentran la Eames Foundation —responsable de la conservación de la Eames House en Pacific Palisades, California—, la Alvar Aalto Foundation de Finlandia y la Barragan Foundation de Suiza.

El Vitra Design Museum, fundado en 1989, es uno de los principales ejes del compromiso cultural de la empresa. No es un museo interno, sino una institución independiente reconocida internacionalmente cuyo objetivo es investigar y dar a conocer el diseño y la arquitectura. El Vitra Design Museum organiza exposiciones, talleres y visitas arquitectónicas guiadas. Sus fondos albergan una de las mayores colecciones del mundo de muebles de diseño industrial, y además gestiona y conserva la obra de varios grandes diseñadores. También edita publicaciones sobre una gran variedad de temas de diseño y arquitectura. Las actividades del Vitra Design Museum lo han convertido en un modelo de iniciativa privada respetado en todo el mundo y en una referencia como institución independiente en el sector de la cultura.

Además, el Vitra Campus es un lugar en el que se crean y conservan objetos de diseño y obras arquitectónicas para acercar al gran público el diseño, la arquitectura y el arte. El continuo desarrollo del Vitra Campus habla del largo compromiso de la empresa con su sede de Weil am Rhein.

Biodiversidad en el Vitra Campus

Vitra siempre ha abogado por un uso ecológico y responsable de la tierra. En el Vitra Campus de Weil am Rhein, la huella ecológica de los edificios y los caminos pavimentados se compensa con árboles y superficies sin asfaltar. Entre los edificios se extienden grandes praderas con flores naturales, especialmente en la parte norte del campus, donde se funden con el paisaje agrícola y los viñedos de la cercana colina Tüllinger.

Vitra como empleador

Vitra se preocupa especialmente por lograr unas condiciones y un entorno de trabajo que resulten inspiradores y, por tanto, productivos, y también trata de ofrecer a todos sus empleados una relación laboral sana y con perspectivas de futuro. Vitra está convencida de que los mejores resultados se consiguen con el trabajo en equipo, colaborando con compañeros que tienen otros conocimientos, orígenes e intereses. El objetivo es respetar la diferencia y al mismo tiempo destacar todo lo que nos une. Vitra fomenta el aprendizaje continuo y la promoción dentro de la empresa, ofreciendo a los empleados con talento y motivados una larga carrera profesional. El interés y la curiosidad por el compromiso cultural es la base del éxito empresarial de Vitra. Para identificarse con el Proyecto Vitra, los empleados pueden participar periódicamente en actividades relacionadas con el diseño y la arquitectura.

DESCUBRA NUESTRA SECCIÓN DE EMPLEOS Y CARRERAS

El valor de la diversidad

Especialistas de ambos sexos con distinta formación académica, llegados de todos los rincones del mundo, trabajan juntos en diversas tareas. Vitra fomenta las relaciones sociales en el trabajo y en el tiempo de ocio. Por ejemplo, los trabajadores y sus familias reciben descuentos para asistir a las actividades culturales patrocinadas por la empresa. Las cafeterías, que ofrecen comidas y bebidas variadas y saludables, están concebidas como lugares agradables para comunicarse. Los empleados suelen reunirse en fiestas para el personal, visitas al museo, conciertos vespertinos en el Vitra Campus o para tomar un café y un trozo de tarta con la familia los domingos en el VitraHaus Café.

DESCUBRA MÁS EN NUESTRO ÚLTIMO INFORME SOBRE SOSTENIBILIDAD (PDF)