Volver

Pabellón de conferencias

Tadao Ando, 1993

El pabellón de conferencias construido en 1993 fue la primera obra de Tadao Ando fuera de Japón. Este edificio, discreto y reservado, acoge varias salas de conferencias. Se caracteriza por una división claramente ordenada y porque una gran parte de su densidad se oculta bajo el suelo. Destaca el camino que lleva al pabellón, que evoca los senderos de meditación de los jardines japoneses. Los cerezos tienen un significado muy importante en la tradición japonesa por lo que Ando intenta conservar el mayor número posible de ellos. Solamente tres cerezos tuvieron que hacerle sitio al edificio.