Volver

Cuando una silla es supernormal.

All Plastic Chair
Historia de un original de Vitra

La All Plastic Chair es una silla discreta y bien proporcionada cuyo aspecto nos resulta familiar. Para Jasper Morrison, el diseñador británico que la creó en colaboración con Vitra, es justo ahí donde reside su calidad.

Morrison presentó su filosofía del diseño en dos exposiciones de 1988: «Some Items for the House, Part I», celebrada en la daadgalerie de Berlín, y «Some Items for the House, Part II», organizada por Vitra un año más tarde en la Galleria Fac-Simile de Milán. Para estas instalaciones, Morrison creó algunos muebles que, en lugar de destacar como objetos aislados, debían contribuir a crear una atmósfera global. Con ello pretendía comprender qué factores imprimen carácter a un espacio y cuáles no (su fin era no diseñar objetos que, a pesar de atraer todas las miradas, no se adapten al entorno).

«Los objetos crean una atmósfera. Estoy convencido de que esa es una parte importante de nuestro trabajo: crear una buena atmósfera. De lo contrario, habremos fracasado».
Jasper Morrison

Para la instalación de la daadgalerie, Jasper Morrison utilizó casi exclusivamente madera contrachapada: tableros en bruto para las paredes y el suelo, y elementos laminados, curvados y pulidos para la mesa y las sillas. Diseñó la Ply Chair utilizando las herramientas y materiales que tenía en Berlín: una sierra de calar y un par de plantillas Burmester.

En aquel momento, Vitra sugirió desarrollar la Ply Chair para su fabricación en serie. La silla representaba la actitud de Morrison frente al diseño a través de un producto que parecía un dibujo. Morrison explicó su principio básico —fabricar objetos cotidianos para todo el mundo— en varias publicaciones: Utilism, The Unimportance of Form y Super Normal - Sensations of the Ordinary, de 2007.

Explosivo boceto de la silla «Ply Chair» por Jasper Morrison, 1988
Jasper Morrison

Para Jasper Morrison, «Super Normal» no es una receta de diseño: «Se trata más bien de un lento proceso de descubrimiento de la calidad de un objeto, descubrimiento que parte de nuestra opinión y de la valoración que hacemos de él cuando lo observamos por primera vez. ‹Super Normal› pertenece más al día a día que al diseño. […] En comparación con el resto de las cuestiones, la forma carece de importancia. [...] Los objetos que mejor funcionan no funcionan mejor por ser bonitos o parecer valiosos, sino porque cumplen bien su función: un buen sacacorchos, una buena silla o un buen par de zapatos».

También el desarrollo de la All Plastic Chair se basa en estas ideas. La All Plastic Chair no tiene el aspecto de ser un objeto rompedoramente nuevo, a pesar de que no existe ninguna silla equiparable. Combina los conocimientos de un diseñador experimentado y la tecnología de Vitra y, sin embargo, es como si siempre hubiese estado ahí. Es decir, cumple al cien por cien el planteamiento de Jasper Morrison: parece una buena silla.

Una de sus fuentes de inspiración fue el Café Einstein Stammhaus, situado en el barrio de Schöneberg de Berlín, justo en el sótano del edificio donde se presentó una de las exposiciones mencionadas: «Some Items for the House, Part I». Aquí, los clientes se sentaban en esas sillas de madera típicas de cafetería, tan habituales en muchos países europeos (en Alemania se llaman «Frankfurter Stuhl», en Italia, «Sedia Milano»; también en Suiza y Austria existen diversas variantes).

«El objetivo es observar todas las cosas que han sucedido e intentar reunir toda la historia en un objeto que, además, parezca nuevo».
Jasper Morrison

Jasper Morrison estudió a fondo este tipo de sillas por primera vez en 2008 y de allí surgió el diseño de la Basel Chair en colaboración con Vitra. Lo que pretendía era preservar en lo esencial su espíritu y su forma, pero mejorando al mismo tiempo sus características. Esto lo logró mediante una innovación: utilizando plástico para el asiento y el respaldo. En comparación con las sillas realizadas completamente en madera, esta combinación ofrece un mayor confort y permite crear formas orgánicas y jugar con los colores.

El diseño de la All Plastic Chair, que se presentó en 2016, tuvo el mismo punto de partida que la Basel Chair: «¿Se puede renovar la silla de cafetería?» Morrison: «Las cosas tienen que ser mejores, no nuevas». Con la All Plastic Chair dio otro paso hacia delante utilizando un nuevo material: realizada completamente en plástico, supuso un significativo avance tanto desde el punto de vista de la estética como de la funcionalidad. La geometría del asiento, el plástico ligeramente flexible y la construcción del respaldo —que se une a la estructura mediante ejes amortiguados con topes de goma— se adaptan a los movimientos del usuario y garantizan un agradable confort. Para dar visibilidad al hecho de que la estructura de la silla está realizada en una combinación de polipropileno reciclable diferente a la del asiento y el respaldo, el color de ambos componentes es ligeramente distinto.

La All Plastic Chair es, por su forma, una silla de cafetería. Sin embargo, fiel a la filosofía de su diseñador, no se trata de una silla nueva, sino de una silla cuidadosamente perfeccionada.


Fecha de edición: 16.04.2018
Imágenes: Marc Eggimann, Elena Mahugo, Jasper Morrison

Historias de autenticidad de Vitra
Invierta en un original, porque un original siempre conservará su valor. Una imitación nunca será más que una mera copia, una idea robada. Observe las diferencias, no solo la calidad y las variaciones más evidentes, sino también el atractivo sensorial y emocional del producto auténtico. Un original es un compañero para toda la vida y bien pudiera sobrevivirle y pasar a la siguiente generación, que lo recibirá agradecida. Pero esto es una historia del futuro.
El original es de Vitra