Volver

Cuando a una diseñadora no le gustan los sofás

Polder Sofa
Historia de un original de Vitra

En el año 2004, Vitra tomó la decisión de crear la Home Co­llection. Lo que se pretendía era añadir al amplio programa de oficina una colección de muebles contemporáneos para el hogar que se sumara a los clásicos que siempre habían formado parte del catálogo de la empresa. Así pues, Rolf Fehlbaum, consejero delegado por aquel entonces, preguntó a la diseña­dora holandesa Hella Jongerius si estaría interesada en diseñar un sofá para Vitra. «¿Por qué un sofá?», respondió ella. «Odio los sofás. Esos enormes bloques de gomaespuma… Todavía no he encontrado ningún sofá que me guste». A lo que Fehlbaum replicó: «Entonces ¿por qué no lo creas?».

Hella Jongerius tuvo claro desde el principio que los colores y las telas jugarían un papel clave en su diseño. Como experta en colores y materiales sabía por experiencia que las personas no solo tienen mala memoria para los colores, sino que, además, al elegir tejidos para los muebles, les cuesta visualizar el resultado y se sienten inseguras, al contrario de lo que ocurre, por ejemplo, con la ropa. Por eso pensó en un sofá en el que los cojines del asiento y el respaldo estuvieran tapizados con telas de distintas texturas y en diferentes tonos de un mismo color básico. Durante los meses siguientes terminó de desarrollarlo en colaboración con los especialistas de Vitra y en 2005 se presentó en la Feria del Mueble de Milán.

Hella Jongerius lo llamó «Polder». En Holanda, la palabra «pólder» designa las tierras bajas ganadas al mar mediante diques y canales de drenaje. Con su estructura asimétrica, este sofá recuerda el paisaje característico de los pólderes. Los elementos de relleno están tapizados con telas distintas en seis tonos de la misma gama cromática. Al principio, el efecto resulta algo desconcertante. ¿Ha habido algún error con la tapicería? ¿Se han decolorado las fundas? ¿Es un sofá nuevo o usado? Esto es lo que Jongerius comenta sobre el juego de colores y texturas: «Solo cuando logro superponer distintas capas de ideas, historias, propiedades de materiales, rastros de procesos, detalles, belleza, experiencias táctiles y contradicciones surge algo interesante».

Este es también el sentido de los botones decorativos de los cojines. Están realizados con materiales naturales tan exóticos como el cuerno de carabao, la madera de olivo, la madera de bambú o la madreperla, y tienen varios orificios perforados siguiendo un patrón aparentemente fortuito. Aplicados sobre la tapicería con un hilo de alta tecnología y un largo punto cruzado, estos botones dan a los cojines un original aspecto de artesanía.

«Un color solo no es un color. Un color se convierte en color porque tiene vecinos».
Hella Jongerius

El Polder Sofa fue una novedad sorprendente en 2005. Ni antes ni ahora ha habido un sofá parecido. En 2015, Hella Jongerius renovó su famoso diseño, aumentó el tamaño de los cojines para acentuar el confort y cambió las composiciones cromáticas. Desde 2007, Jongerius es directora artística de colores y materiales de Vitra y, como tal, responsable de la «Colour & Material Library», además de seguir diseñando productos. El Polder Sofa es, hoy por hoy, uno de los iconos de la Vitra Home Collection.


Fecha de edición: 18.04.2018
Imágen: Louise Billgert, Marc Eggimann, Jongeriuslab, Studio Likeness



Historias de autenticidad de Vitra
Invierta en un original, porque un original siempre conservará su valor. Una imitación nunca será más que una mera copia, una idea robada. Observe las diferencias, no solo la calidad y las variaciones más evidentes, sino también el atractivo sensorial y emocional del producto auténtico. Un original es un compañero para toda la vida y bien pudiera sobrevivirle y pasar a la siguiente generación, que lo recibirá agradecida. Pero esto es una historia del futuro.
El original es de Vitra