Volver

El Proyecto de Vitra

Rolf Fehlbaum

El proyecto de Vitra nació en 1957 en Basilea y Weil am Rhein tras la decisión de los fundadores de la empresa, Willy y Erika Fehlbaum, de producir el mobiliario de George Nelson y Charles y Ray Eames. Hoy en día seguimos produciendo estos muebles, nuestros clásicos, y al igual que entonces nos encontramos en la región metropolitana de Basilea. Sin embargo, a lo largo de estos años han pasado muchas cosas.

Podemos hablar de un proyecto cuando para los implicados se trata de mucho más que de una simple empresa. Aunque el éxito económico ha sido y es la base de Vitra, nuestro trabajo parte de la idea de que lo cotidiano tiene un gran potencial de placer, inspiración y satisfacción estética, y de que el diseño puede explotar ese potencial. El proyecto sirve a este objetivo, debe contribuir a enriquecer el día a día y eso se expresa en distintos niveles: en los productos y conceptos de mobiliario, en la arquitectura de la empresa, en sus exposiciones y su museo, en la comunicación y en su postura frente a creadores y usuarios.

Charles Eames es quien ha marcado el proyecto de Vitra de forma más duradera. Consideraba el “reconocimiento de la necesidad” como la condición más importante del diseño y advertía de los excesos estilísticos: el diseñador debe ocultarse y consagrarse a la solución del problema. Sin embargo, el diseño no deja de ser una cuestión de autores que desarrollan soluciones a partir de un análisis del problema. Por eso, Vitra siempre trabaja con autores, es decir, con diseñadores que no solo tienen talento en el diseño, sino que aportan a su trabajo una visión y una postura ante el mundo. Confieren al diseño un mensaje que va más allá de la pura complacencia.

El proyecto de Vitra es tan versátil que llega a faltarle claridad. Eso nunca nos ha molestado. El parque arquitectónico del Vitra Campus de Weil am Rhein nos caracteriza tanto como las sillas, las mesas, los sofás, los sistemas de montaje de tiendas y los accesorios que fabricamos. Con sus exposiciones, archivos y miniaturas, el Vitra Design Museum y el Vitra Schaudepot pertenecen al proyecto tanto como nuestros clásicos del siglo XX o los collages de los interiores de hogar y oficina que hemos desarrollado. Detrás está la convicción de que la mejor forma de diseñar, distribuir y modificar los espacios en los que vivimos es imponer las menores trabas posibles.

Por este motivo contemplamos la vivienda, la oficina y el espacio público no como áreas claramente diferenciadas, sino relacionadas. Según las necesidades surgen productos económicos, como nuestras sillas de plástico, o lujosos, como la Lounge Chair. Y también nos movemos hacia delante o hacia atrás en el tiempo sin dificultad. Honramos la herencia de los clásicos en reediciones, exposiciones y publicaciones, pero dedicamos el mismo entusiasmo al diseño contemporáneo. Y nos interesamos tanto por la ergonomía, la ecología, la logística y el control de calidad como por la antropología de nuestro hogar y nuestro trabajo.

Para comprender mejor el mundo del mobiliario y sus productos, a principio de los años ochenta comencé a coleccionar muebles modernos. La creciente colección nos llevó a construir el edificio del museo. Sin embargo, un museo vivo necesita exposiciones. Y para poder financiarlas, deben ser tan atractivas que otras instituciones quieran retomarlas. A continuación siguieron la edición de catálogos, la organización de talleres, la compra de archivos y la adquisición de una serie de objetos museísticos. Actualmente, las exposiciones del Vitra Design Museum viajan por todo el mundo. La colección de muebles pertenece al Vitra Design Museum y algunas de sus piezas se exponen en el Vitra Schaudepot, inaugurado en junio de 2016.

En 1981 surgió la oportunidad inesperada de incorporar la arquitectura al proyecto: un incendio había destruido la mayor parte de las instalaciones de producción de Weil am Rhein y era necesario hacerse cargo de la reconstrucción. Nicholas Grimshaw, el arquitecto del primer nuevo edificio, elaboró también un plan maestro para el desarrollo unitario de la finca. Sin embargo, poco después, mi encuentro con Frank Gehry me llevó a sustituir la idea de una reconstrucción homogénea por el concepto del collage. Así nació el Campus de Vitra en Weil am Rhein.

Todo lo que hoy se pueda decir sobre el proyecto de Vitra es provisional. Es un proyecto en desarrollo y ha de permanecer así por mucho tiempo. Gracias a su constitución como empresa familiar —dirigida ahora por Nora Fehlbaum, de la tercera generación— tiene posibilidades de conservar su propio carácter en su desarrollo posterior. Hay nuevas ideas en marcha: desde la presentación de la Vitra Accessories Collection, con una gama cada vez mayor de objetos de diseño, accesorios y textiles, hasta la expansión de nuestros canales digitales y el lanzamiento de nuestra propia tienda online.

Entre estos experimentos también está el Vitra Magazine de la página web de la empresa. Queremos que las personas interesadas por el diseño, la arquitectura o la cultura tengan la oportunidad de participar en nuestras ideas sobre estos temas. Por ello trabajamos continuamente para publicar un variado revoltijo de artículos, informes, imágenes, conceptos teóricos y comentarios.

El «Poject Vitra – Diseño, Arquitectura, Comunicaciones (1950 – 2017)» ha abierto sus puertas el 25 de marzo de 2017 en la Estación de Bomberos del Vitra Campus. Esta exposición ofrece una visión general sobre las actividades culturales y comerciales de Vitra y hace un interesante recorrido por su historia.


Fecha de publicación: 23 de marzo de 2017; publicado por primera vez en «Projekt Vitra»; Edt. Cornel Windlin and Rolf Fehlbaum; Birkhäuser Verlag; Basilea, 2008.
Author: Rolf Fehlbaum, Chairman Emeritus, Vitra
Images: Lorenz Cugini, Tobias Madörin, Bettina Matthiessen, Wolfgang Scheppe, Malte Bruns/Jyrgen Ueberschär/Tobias Wootton