Volver

Tres preguntas para...

Joanna Laajisto

La arquitecta y diseñadora Joanna Laajisto concibió «The Village» como una sala de exposición conjunta de Vitra, Ansorg y Vizona. En esta entrevista nos habla del proyecto y de su trabajo como arquitecta de interiores en el sector minorista.

¿Cuáles son los principales retos del montaje de tiendas? ¿Qué es lo que diferencia un buen concepto de instalación comercial?

Como arquitecta de interiores, creo que el diseño de tiendas es el más complicado de todos. Conseguir un espacio atractivo y bien equilibrado con un ambiente perfecto es importante, pero no suficiente. El reto está en lograr que el establecimiento tenga éxito. Hay muchos ejemplos de tiendas preciosas y bien diseñadas que no han ido bien económicamente.

Una tienda debe tenerlo todo: buena ubicación, buenos productos, un interior bien diseñado y un servicio de calidad. Si alguno de estos elementos falta o no está a la altura, es muy probable que el proyecto fracase.

Hoy en día, en el sector minorista todos hablan de ir de compras como una experiencia. ¿Cómo influye esto en su trabajo?

Siempre que diseño un espacio (ya sea un comercio, un hotel, un restaurante o un lugar de trabajo), intento centrarme en la experiencia humana: en cómo se sienten y cómo se relacionan las personas dentro de ese espacio. Para mí, un buen diseño es una experiencia absolutamente multisensorial. Además de preocuparme por la funcionalidad y la estética, también me gusta prestar atención al tacto, el olor y el sonido.

Las nuevas tecnologías digitales permiten crear una experiencia de inmersión total en una tienda, pero la experiencia también puede consistir en ofrecer justo lo contrario: un lugar de desintoxicación digital centrado únicamente en la interacción humana, algo que no se puede lograr en Internet. Creo que la interacción entre las personas es una parte importante del montaje de tiendas; por eso me gusta crear espacios donde esto se produzca de forma natural.

Usted ha colaborado con Vitra, Ansorg y Vizona en la presentación de sus marcas en la exposición. ¿Cómo se planteó este proyecto?

Para la exposición creé cinco marcas ficticias. Cuatro de ellas ya han abierto sus puertas alrededor de una pequeña plaza. El concepto se llama «The Village». Cada una de estas marcas imaginarias hace una propuesta de venta diferente, representa a un sector, se dirige a un grupo específico de clientes y satisface sus necesidades con un concepto de tienda personalizado.

Para esta idea me inspiré en los grandes centros comerciales al aire libre de California. Como en cualquier ciudad o centro comercial, la gente queda en la exposición para charlar e ir de compras. Diseñé la plaza como una zona especial donde estar tranquilo y conversar, el punto de partida para un día de compras, pero también como un lugar donde disfrutar de la calma y el sosiego. Es importante que la gente se sienta bien mientras compra.

Más información sobre «The Village»


Fecha de edición: 26.3.2018
Autor: Sebastian Nisi para la publicación de «Stores and Stories»
Imágenes: Mikko Ryhänen
Bocetos: Joanna Laajisto