Volver

Wertheim

Colonia, Alemania

alt
Esta empresa familiar ofrece espacios de coworking, locales para eventos y apartamentos totalmente equipados en un edificio del siglo XIX, cuidadosamente restaurado, situado en Colonia. Al planificar el interior, el objetivo era complementar el estilo arquitectónico clásico y elegante con muebles discretos y de gran calidad a fin de crear un entorno de trabajo funcional que al mismo tiempo transmitiera la agradable sensación de estar en casa. Las grandes mesas Joyn con tableros de pino marítimo recuerdan el ambiente de un taller. Los distintos espacios ofrecen opciones versátiles para el trabajo individual o en equipo y forman un todo armonioso con varios servicios adicionales como la cafetería, la terraza o los espacios privados.
  • Diseño de interiores
    Vitra
  • Fotógrafo
    Eduardo Perez


Entrevista

Oliver Struch - director general / socio gestor
Kathrin Labza - directora general / diseñadora de interiores


¿Qué fue lo que les decidió a ofrecer estas oficinas de coworking en el centro de Colonia?

Oliver Struch: Nuestro plan original era crear una casa de huéspedes en el histórico edificio Stadthaus de Hansaring. Sin embargo la restauración estructural hubiera sido extremadamente difícil y, tras muchas conversaciones con la empresa de planificación, finalmente optamos por un proyecto diferente. Aunque la idea del espacio de coworking surgió de la necesidad de encontrar una actividad alternativa, hoy estamos encantados con nuestra decisión.

¿Qué es lo que convierte a Wertheim en algo tan especial en comparación con otros espacios de coworking?

Oliver Struch: Nosotros no solo alquilamos oficinas y salas de conferencias: también ofrecemos apartamentos y servicios de guardería en el mismo edificio. La originalidad de este concepto mixto y nuestra ubicación privilegiada en el centro de la ciudad es lo que nos diferencia. Ofrecemos a los arrendatarios una gran variedad de instalaciones que facilitan su vida diaria. También aceptamos usuarios externos, tanto si buscan un espacio de trabajo eventual como una sala de reuniones, una guardería permanente o un apartamento. El concepto principal es el de una casa abierta en la que todos son bienvenidos y donde todos se sienten como en su propia casa. También abrimos una galería durante los trabajos de renovación del edificio y continuaremos con esta actividad porque le añade un toque especial. El amplio espacio del sótano se ha equipado con el flexible sistema de mesas Hack, que puede montarse y desmontarse fácilmente y que incluso puede utilizarse como sofá. El espacio puede convertirse así rápidamente en una sala de exposiciones o en un local para la celebración de eventos.

¿Qué necesidades tuvieron en cuenta al diseñar el espacio de oficinas?

Oliver Struch: Queríamos que todo fuera lo más flexible posible y, desde luego, queríamos evitar que el espacio quedara limitado con la asignación de funciones fijas. Nuestro concepto de coworking tiene muchas facetas diferentes y está dirigido a arrendatarios abiertos y creativos que valoren el sentimiento de comunidad. La distribución y los interiores se han diseñado de modo que resulten extremadamente versátiles y ofrezcan un gran número de opciones, desde puestos de trabajo individuales hasta salas de reuniones de equipo y de conferencias, así como áreas sociales.

Kathrin Labza: Nuestras oficinas de coworking se pueden utilizar como puestos de trabajo individuales o como salas de conferencias. Se pueden celebrar seminarios incluso en los dos apartamentos de la 4.ª y la 5.ª planta. También se organizan eventos de redes sociales y hay un programa cultural para los arrendatarios que incluye talleres de lectura, cata de vinos o yoga. Para nosotros es importante que todos formen parte de la comunidad.

¿Cómo se utilizan realmente los espacios de coworking?

Kathrin Labza: Ofrecemos un total de 40 puestos de trabajo para equipos y personas individuales. Los puestos de trabajo individuales pueden reservarse para un solo día o para periodos más largos. Los espacios para equipos se ofrecen por meses, por ejemplo en la zona noble, y también pueden reservarse otras salas de conferencias cuando se necesitan. De esta forma conseguimos un uso extremadamente flexible de todos nuestros espacios de coworking, salas de reuniones de equipos y de conferencias y zonas comunitarias. Nuestros inquilinos tienen libre acceso al edificio y pueden utilizar los salones y los equipos técnicos, como la fotocopiadora o el escáner. También pueden utilizar la dirección postal y disponen de WiFi gratuita en todo el edificio.

¿Qué tipo de zonas comunitarias ofrece Wertheim?

Kathrin Labza: La zona de recepción de la planta baja se ha diseñado como un salón y sirve también como punto de encuentro, con una terraza exterior rodeada de vegetación. Los arrendatarios utilizan el salón como local social y zona comunitaria; también hay una pequeña cocina. Aquí pueden reunirse con otros arrendatarios o celebrar reuniones con sus clientes. Fuera del horario de oficina, se puede reservar como local de eventos.

“En última instancia, Wertheim es un reflejo de nuestra personalidad y Vitra nos dio vía libre para manifestarla.“
Kathrin Labza

¿Por qué eligieron a Vitra para este proyecto?

Oliver Struch: El diseño de Vitra nos merecía un gran respeto y pensamos que sería el mejor proveedor para hacer realidad un concepto mixto muy poco habitual en el que no podía darse nada por sentado. No solo son de Vitra los muebles de oficina, los del salón y los numerosos accesorios, sino también los muebles de terraza y jardín de las zonas exteriores. Además, los apartamentos se han equipado con muebles y lámparas de Artek. Vitra le sienta a Wertheim como un guante.

Kathrin Labza: La colaboración con Vitra fue extremadamente sencilla. Tuvimos mucha suerte de encontrar un socio que comprendiera nuestro concepto y estuviera abierto a nuestras ideas, por lo que le estoy enormemente agradecida. En última instancia, Wertheim es un reflejo de nuestra personalidad y Vitra nos dio vía libre para manifestarla. Nos gustan tanto los diseños antiguos como los contemporáneos y hemos comprado muchos accesorios en anticuarios; también hemos añadido esculturas y obras de arte que hemos seleccionado personalmente. Este contraste entre lo nuevo y lo antiguo, que ya se advierte en la arquitectura, se refleja perfectamente en el mobiliario del interior. El resultado es una apasionante mezcla que tiene un carácter absolutamente exclusivo y personal.