Oferta limitada
Compre una Eames Shell Chair y obtenga el asiento acolchado de regalo. Oferta válida del 1 de noviembre de 2021 al 31 de enero de 2022. Esta oferta se aplica a todas las sillas Eames Shell (Eames Plastic Chair, Eames Fiberglass Chair y Wire Chair). Solo para el cojín de asiento con tapizado en Hopsak o Checker (tejido Hopsak solo para Wire Chair). El cojín se fija en el asiento de la silla. Los precios que aparecen en el configurador y en su cesta de la compra ya incluyen el descuento de la promoción de invierno. No se aplicarán más reducciones al finalizar la compra.
Eames Plastic Armchair DAR - 23 ice grey - 04 white powder-coated - right_web_sub_hero

Eames Plastic Armchair DAR

Charles & Ray Eames, 1950
Desde el comienzo de la década de 1950, cuando Charles y Ray Eames diseñaron las Plastic Chairs, estas sillas se han convertido en iconos del modernismo americano de mediados del siglo pasado. En concreto, la silla DAR (Dining Height Armchair Rod Base) destaca como un inimitable diseño clásico que combina ligereza y elegancia en su forma con estabilidad estructural en la intrincada construcción de cable de acero de su base «Eiffel Tower».
de  405,00 €
Información
Línea de productos
Eames Plastic Chairs
«Getting the most of the best to the greatest number of people for the least» (Conseguir más de lo mejor para más gente y por menos): con estas palabras, Charles y Ray Eames describieron uno de sus principales objetivos como diseñadores de muebles. Ninguna de sus obras se acercó tanto a este ideal como la Plastic Chair. Durante años, ambos trabajaron sobre la idea de una carcasa de asiento de una sola pieza moldeada para adaptarse a los contornos del cuerpo humano. En la década de los 40, como sus experimentos con madera contrachapada y chapa de aluminio no les daban los resultados esperados, la búsqueda de materiales alternativos les llevó a la resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio. Los Eames reconocieron y aprovecharon al máximo las ventajas de este material: moldeabilidad, rigidez, cualidades de tacto agradable, idoneidad para los métodos de fabricación industrial. Con la resina de poliéster, hasta entonces desconocida en la industria del mueble, consiguieron diseños de carcasa satisfactorios y adecuados para la producción en serie. Tras su presentación en el concurso «Low-Cost Furniture Design» (Diseño de muebles de bajo coste) organizado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1948, las sillas Plastic Armchair (carcasa A) y Plastic Side Chair (carcasa S) se presentaron al mercado en 1950 como las primeras sillas de plástico de producción industrial en la historia del mueble. La Eames Plastic Chair también supuso una nueva tipología de muebles que desde entonces ha sido ampliamente utilizada: la silla multifuncional cuya carcasa puede combinarse con diferentes bases para que sirva a distintos fines. Ya en 1950, Charles y Ray Eames presentaron una serie de bases que permitían diversas posturas de asiento. Un modelo especialmente sorprendente es la llamada base Eiffel Tower: un intrincado y elegante diseño de alambre de acero que combina de manera inimitable una forma ligera y elegante con una gran resistencia estructural. Actualmente, Vitra fabrica las confortables carcasas de asiento de las Eames Plastic Chairs en polipropileno, mientras que las carcasas de las Eames Fiberglass Chairs se fabrican con resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio. Tanbién hay una amplia selección de colores de carcasas y bases, junto con opciones de tapizado para determinados modelos. Esto permite a los clientes especificar infinidad de combinaciones distintas y usar las sillas en una enorme diversidad de entornos: desde comedores, salas de estar y oficinas domésticas hasta espacios de trabajo en oficinas y salas de conferencias; desde bares y restaurantes hasta salas de descanso y cafeterías; desde salas de espera y auditorios hasta terrazas y jardines. En 2016, Vitra añadió unos 20 mm a la altura de la base de las Eames Plastic Chairs DSX, DAX, DSR, DAR, DSW y DAW con las correspondientes adaptaciones en la geometría del asiento. Estas modificaciones, que estéticamente apenas se perciben, aumentan el confort de este diseño clásico, especialmente cuando la silla se combina con mesas contemporáneas.