Volver

Dancing Wall

Stephan Hürlemann, 2018

alt

Muchas empresas se adaptan a los cambios cada vez más impredecibles de sus mercados creando ágiles estructuras organizativas. Para ello necesitan un mobiliario de oficina que los propios usuarios puedan reconfigurar con facilidad. Dancing Wall es una solución para estos nuevos entornos de trabajo.

La función básica de Dancing Wall es la de un separador móvil que puede utilizarse para dividir la oficina en zonas de forma muy flexible; también ofrece un espacio de trabajo vertical. Consta de una estructura de metal, que puede equiparse en distintas configuraciones: como estantería, módulo de TV, vestidor, jardín vertical o como un divisor de espacios con pizarras y tablones de anuncios. El diseño también permite la integración de cables eléctricos y accesorios funcionales que pueden adaptarse a las necesidades de la empresa.

Chapada con paneles de madera maciza, la base de las Dancing Wall pesa lo suficiente para ser extremadamente estable a pesar de la corta longitud de las extensiones de las ruedas laterales, aunque puede moverse con mucha facilidad.

Diversas combinaciones de diferentes Dancing Walls pueden crear numerosas disposiciones de oficina y situaciones de trabajo, pudiéndose adaptar a los cambios de tamaño de los equipos o la función de la sala en tan solo unos segundos y sin necesidad de reformas ni instaladores. Gracias a su modularidad, la Dancing Wall es perfecta para los requisitos variables del mundo laboral moderno.